Escalera al cielo


Este es un homenaje a un buen amigo que ya no está entre nosotros. Es algo que la necesidad me empujó a hacer: correr 210 kilómetros por el desierto de Sahara hasta llegar al recóndito monumento conocido como “Escaleras al cielo”. Cuenta la leyenda que la persona que, al ascender esas escaleras, uno es capaz de aproximarse a sus seres queridos ya fallecidos. Yo tuve la oportunidad de despedirme de una gran persona. Y cuando lo hice, entendí que no lo hacía por él, sino por mí. Ferran, no te imaginas cuánto te echamos de menos, cabrón.


Ubicación: Merzouga Desert (Marruecos)


Daylies:


default.jpg
default.jpg
default.jpg
default.jpg